martes, 5 de marzo de 2013

II Concierto Cofrade Desde la Cima


El Sábado, día 9 de Marzo de 2013 a las 20:00h, en la Parroquía de El Salvador de la localidad vecina de Peñarroya-Pueblonuevo se celebrará el II Concierto Cofrade Organizado por la Asociación Cultural y Patrimonial Desde la Cima de Peñarroya.

Este concierto contará con la participación de la "BANDA SINFÓNICA DE DOS TORRES", Agrupación Musical Nuestra Señora de la Amargura de Peñarroya, Orquesta de Pulso y Púa Rodriguez Cerrato, Real Centro Filarmónico Guadiato y Sierra, Camareta Ntra. Sra. de los Dolores y Coro Rociero Ntra. Sra de la Esperanza.

Esta segunda edición del concierto contará como director invitado con D. Victor M. Ferrer, considerado uno de los mejores compositores cofrades para banda de música, el cual dirijirá a la Banda Sinfónica de Dos Torres.

Esperamos poder contar con la asistencia de los ciudadanos y ciudadanas de Peñarroya-Pueblonuevo y de Dos Torres, así como del Valle del Guadiato y el Valle de Los Pedroches.

I PRIMER ENSAYO SOLIDARIO DE LA ESPERANZA DE PEÑARROYA


La iniciativa ha partido de la cuadrilla de María Esperanza, con el eslogan “Échame kilos”. Los ha acompañado la Banda Sinfónica Municipal de Dos Torres y han realizado gran parte del recorrido del jueves Santo. Alrededor de 900 kilos de alimentos ha sido el resultado de la generosidad de los peñarriblenses.
Pasaban las 10,30 horas del día 3 de marzo, cuando la cuadrilla de María Stma. de la Esperanza de Peñarroya-Pueblonuevo, iniciaba un ensayo muy especial con su paso de palio. Un ensayo muy diferente a los que viene realizando dos días a la semana desde mediados de enero.
La idea surgió, ante la necesidad de alimentos no perecederos, que tienen en Cáritas Parroquial de Santa Bárbara, seguro que similar al de Cáritas Parroquial El Salvador y la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, las tres encargadas de proporcionar de alimentos forma controlada a las familias necesitadas, con problemas de subsistencia, de la localidad y comarca.
Una vez centrados en lo que querían, se pusieron en contacto con los responsables de Banda Sinfónica Municipal de Dos Torres, que es la banda que los acompaña el Jueves Santo, le propusieron la idea y esta fue aceptada de inmediato, y lo más importante, de forma desinteresada, de paso les serviría a ellos para realizar también un ensayo general y real con el paso.El siguiente paso fue pedir por escrito a las diferentes áreas del Excmo. Ayuntamiento, en nombre de la Sacramental Hermandad y Cofradía de Ntro. Padre Jesús Cautivo, Ntro. Padre Jesús Nazareno Y María Stma. de la Esperanza, las autorizaciones necesarias para realizarlo en condiciones similares a las del Jueves Santo.
Los permisos llegaron y como digo, el ensayo comenzó pasadas las 10,30 horas partiendo de la Parroquia Santa Bárbara, para continuar por Juan Carlos I, Alcalde Fernando Carrión, Callao, Pelayo, desde donde, en lugar de continuar por Teodosio, se buscó directamente Navarro Sáez, para enlazar con La Luna y salir de nuevo a la Plaza Santa Bárbara alrededor de las 13,30 horas.
A lo largo del recorrido, la generosidad de los peñarriblense se volvió a poner de manifiesto en forma de kilos de alimentos no perecederos de todo tipo, tantos, que los costaleros comenzaron a sufrir en sus carnes el esceso de peso que fue aumentando por momentos en todo lo largo del recorrido. De haber quedado, hubieran tenido que quitar peso de encima, porque literalmente no podían con él.
Para que se hagan una idea del peso que han tenido que soportar en los últimos 600 metros, les diré, que salieron con la parihuela limpia, sin peso y que para alcanzar el peso del Jueves Santo, les faltaban unos 400 kilos, entre candelería, cera, ánforas, flores, árboles de cola, pollero, manto etc.. Al final del ensayo se ha hecho un recuento de los kilos de alimentos que han recibido y estos han rozado los 900 kilos, lo que quiere decir, que han soportado en el tramo final del ensayo 500 kilos más de lo que les correspondía y aun así han aguantado hasta llegar a la Parroquia.
Una vez acabado, los costaleros ofrecieron a los componentes de la Banda Sinfónica de Dos Torres un aperitivo en forma de paella, en el jardín de la Casa de la Juventud, lugar donde de forma tradicional la Hermandad celebra la Cruz de Mayo y los Patios.